Seleccionar página

Hipnosis: etimológicamente procede del griego ὑπνοῦν hypnon  sueño y  -ωσις (-ōsis) que significa la acción de… Por tanto significa la acción de llevarte o inducirte al sueño.

Lo primero que me gustaría en este artículo es darte algunos datos que quizás desconozcas sobre la hipnosis. Datos que se apoyan más en mi experiencia, en mi aprendizaje y en la práctica, que en la información que puedas leer en internet. 

Puedes encontrar muchos artículos muy bien elaborados sobre esta técnica, aquí te dejo uno. Pero yo prefiero explicártelo de una forma sencilla con mis palabras.

Por supuesto necesito aclarar que no hablo de la hipnosis de espectáculo, que me encanta para pasar un buen rato, sino de la hipnoterapia.

¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis es un estado de semiconsciencia en el cual entramos naturalmente a lo largo del día. Dicho estado es el mismo que cuando estamos a punto de dormirnos y todavía estás escuchando o percibiendo lo que ocurre alrededor.

Los que como yo hayan ido a la universidad en turno de tarde, recordarán el adormecimiento de las clases de las cuatro de la tarde cuando empezaba en calorcito. Yo me sentaba al lado de una ventana en una de las filas intermedias de la grada del aula. Cuando comenzaba la primavera, algunos rayos de sol se colaban por los ventanales y calentaban mi cara. La voz monótona y lejana del profesor de lingüística me acunaba . De repente mis párpados pesaban muchísimo, mi cuerpo estaba tremendamente relajado a pesar de estar apoyado en una silla dura y poco ergonómica . Había una lucha entre la obligación de prestar atención y la necesidad de una siestecita de 5 minutos. Pero no hacía no lo uno ni lo otro.

A ese estado se le llama trance, ¿no me digas que nunca lo has experimentado?. El trance ocurre naturalmente cuando las ondas cerebrales bajan de frecuencia y pasamos a un nivel alfa o theta. 

También estamos en un estado “autohipnótico” cuando hacemos algo de manera automática mientras nuestra mente se evade. Y no me digas que no te has puesto a pensar en otra cosa mientras ves la tele, o conduces hacia un lugar que conoces…de repente es como si volvieras y te dijeras:-anda ya he llegado. Pues a ese momento  mi hija de pequeña lo llamaba “tierra llamando a Marte” . Es el ideal  para contar una historia o dar sugerencias . Entonces tu inconsciente tiene la oportunidad de encontrar soluciones o respuestas. 

¿Para qué sirve la hipnosis?

La hipnosis sirve para actualizar patrones que aprendimos en algún momento de la vida y que ahora nos limitan. Te pondré un par de ejemplos. Usar mejor la imaginación (hay gente que se imagina verdaderas películas de terror porque siendo pequeños aprendieron a hacerlo). Dejar de morderse las uñas o cambiar patrones de ansiedad, depresión o sueño… Todo aquello que aprendiste siendo un niño o una niña ahora se puede cambiar de una forma sencilla. Pero para ello tendría que hablarte de mi amigo el inconsciente y necesitaría un libro completo, no un artículo. SI quieres saber más te dejo un enlace al final.

Durante el trance tu cerebro tiene la sensación de vivir una experiencia real. En ese momento escuchas palabras que te llevan a sentir, o recordar o percibir una “realidad virtual” y tu cerebro cree que es verdad. Es como si estuvieras aprendiendo desde la práctica fácilmente. En ese momento la mente consciente y tus creencias limitantes están muy lejos y puedes descubrir nuevas formas de resolver situaciones que te hacen sufrir.

Tipos de hipnosis

Recordemos que la hipnosis es como un sistema de comunicación con tu mente inconsciente. La mente consciente usa  las palabras para relacionarse con otras personas. En cambio la mente inconsciente tiene otro código, usa las imágenes y las emociones además de las metáforas.

Me imagino que alguna vez te habrás despertado nervios@ por alguna pesadilla. Recordarás imágenes y sentirás emociones y seguramente tendrás recuerdos de personas reales o no, eso son las metáforas. Tu mente las utiliza para almacenar información muy profunda. Si tuviste una mala experiencia con un perro porque te mordió, el perro vendrá a tus sueños como símbolo de peligro.

Hay dos tipos de hipnosis: una más directa donde le dices al inconsciente lo que hacer, dónde buscar, qué cambiar… es utilizada bastante por profesionales como psicólogos o psiquiatras. Ellos pueden hacer un diagnóstico preciso de cada persona y tienen protocolos más claros sobre cómo ayudar en ese cambio. También depende de la persona, si es una persona que está acostumbrada a ser dirigida, es bastante eficaz.

Por otro lado está la hipnosis indirecta, que personalmente es la que yo uso, la hipnosis Ericksoniana ( basada en el trabajo de Milton Erickson). Primero, porque me resulta muy fácil crear metáforas ya que soy muy creativa. En segundo lugar porque creo, y es mi opinión personal, que el inconsciente solo necesita que le sugieras la necesidad de actualizar información. Tiene una infinidad de recursos y aprendizajes para encontrar las soluciones. Cada persona es un mundo, nadie mejor que cada uno sabe todo lo que ha vivido a lo largo de su vida.

¿Como funciona?

hipnoterapia

La hipnosis, a pesar de parecer algo sencillo, incluso mágico, tiene un protocolo extenso, estudiado y muy claro. 

La primera fase es la inducción. Fijas la atención y empiezas a bajar de ondas cerebrales para poder entrar en tu interior de forma segura y tranquila. Durante esta fase el hipnoterapeuta observará las señales que envía el cuerpo de que está entrando en trance.

La segunda fase es la presentación del tema que quiere tratar la persona. En ese momento le haces sugerencias, le das metáforas o recursos que pueden ayudar en el cambio.

La tercera fase es la reorientación al presente mientras se permite a la persona que acabe de asimilar lo que ha ido percibiendo.

Cada sesión es diferente e individual, ya que como he dicho antes cada ser humano es único. Tras una entrevista más o menos extensa, se realiza la sesión y se finaliza por una puesta en común si es necesario o requerido. En mi caso las sesiones suelen ser de una hora u hora y media pero pueden extenderse hasta dos horas.

Autohipnosis

Sí, rotundamente nos autohipnotizamos constantemente pero no pasamos de la primera fase porque no lo hacemos con una intención sino como una autorregulación biológica. Así que si aprendemos, podemos hacerlo fácilmente en nuestra casa y beneficiarnos de ello.

La podemos usar para regular las emociones o algún malestar( sin causas médicas diagnosticadas), para el estrés.. Es importante consultar a un especialista y no realizar autohipnosis como sustituto del médico en caso de enfermedad. En estos casos recomiendo seguir las indicaciones de su centro de salud.