Seleccionar página

¿PORQUÉ UN CUENTO PUEDE AYUDAR A CONOCERME MEJOR?

Para saber un poco más de ti mism@, necesitas entrar en tu interior y un buen vehículo es el cuento. Éste navega entre la realidad y la fantasía , entre el consciente y el inconsciente, a través de los cuentos puedes viajar sin límites de tiempo ni espacio. Desde el comienzo de la humanidad se han relatado historias, unas veces dibujadas en las cuevas como pinturas rupestres y otras contadas alrededor de una hoguera cuando caía la noche. Cuando te adentras en el mundo de la fantasía, vives aventuras, experimentas emociones, te transformas en una heroína o en un animal, todo es posible. Puedes cambiar de época e irte a la Edad Media, o puedes cambiarte de país y viajar de Groenlandia a Japón. Con cada transformación el cuento te ofrece la posibilidad de autoconocerte mejor. Con cada relato descubres algo de ti o del mundo que te rodea . Si quieres escuchar algún cuento que te transporte puedes ir aquí. Estas historias te ayudarán a conocerte mejor, a escuchar y gestionar tus emociones, a descubrir tus talentos…Con cada cuento te conocerás mejor y mejorará tu autoestima.

EL CUENTO TE AYUDA A DESCUBRIRTE

Cuentos cortos, mitología, cuentos para niños o adultos, sirven para transmitir valores, para enseñar, para dar explicaciones. Los datos a veces se olvidan pero los cuentos no. Nuestro cerebro tiene la capacidad de aprender de forma abstracta o concreta pero lo que está claro es que los niños y algunas personas predominantemente creativas, tienen una inmensa capacidad de aprender de las historias y de enseñar a través de ellas. Entonces, ¿porqué nos empeñamos en memorizar y repetir desde que somos muy pequeños?.

EL CUENTO ENSEÑA

La mente se puede dividir en consciente, cuando pensamos y usamos el lenguaje para conectarnos con los demás, y en inconsciente. El lenguaje del inconsciente es onírico, visual y emocional. Cuando soñamos el inconsciente está presente y lo que recordamos son imágenes y sensaciones. Los cuentos nos ayudan a hablar con esta parte de nuestra mente que dirige casi todos nuestros actos diarios. Todo lo que hemos aprendido desde que nacimos y que hacemos automáticamente, sin pensar: escribir, leer, hablar, atarnos los cordones, caminar…todo es inconsciente. Así que si te muerdes las uñas, o comes por ansiedad o tienes hábitos que no controlas, hay que hablar con el inconsciente. Y ¿qué mejor manera que la de comunicarse con un cuento?

viaja a través de las historias

Para conocernos mejor hay que volcar la mirada hacia dentro, viajar al interior. De pequeños necesitamos a los adultos para todo. Nuestras necesidades físicas y emocionales dependen de ellos y cómo lo vayamos resolviendo en nuestra infancia establecerá los programas que iremos almacenando en nuestro inconsciente. Si aprendiste a calmarte mordiéndote la uñas y lo repetiste una y otra vez, el inconsciente aprendió, igual que aprendió a montar en bici, a patinar, a nadar…la experiencia y la necesidad son claves. Así que cada vez que estés nervioso o nerviosa te llevarás las manos a la boca sin pensar. Un cuento te puede ayudar a encontrar nuevas formas de calmarte o de resolverlo de nuevas formas. Te ayuda a reprogramar, a actualizar, a avanzar en aquello que necesitas ahora.

REPROGRAMA TU INCONSCIENTE

John Bargh, profesor e investigador de la Universidad de Yale, ha estudiado el inconsciente en profundidad. Su libro “¿Porqué hacemos lo que hacemos?, nos habla de muchos de los experimentos que se están haciendo para descubrirnos este nuevo mundo. Si quieres saber más puedes ir a esta página, donde encontrarás un breve fragmento de su libro. La manera en que reaccionamos, nuestros hábitos diarios…todo está dirigido por esta parte de la mente. Un cuento te ayudará a encontrar respuestas, a descubrir soluciones, a relajarte y a saber un poco más de ti y de todas tus posibilidades.