Saltar al contenido

CUENTOS PARA ADOLESCENTES

cuentos historias relajacin loladespertares

Un cuento para mí, decía a los 16 años, en plena adolescencia. Si intento recordar esta etapa de mi vida, veo un vendaval levantando tristezas y peleándose con normas absurdas.

– ¡Vuelve a casa a las 10!- dice mi padre.

Pero, si no salgo, si me paso las horas agarrada a una guitarra componiendo melodías de incomprensión. La soledad rodeándome, la injusticia mordiéndome la oreja y el romanticismo susurrándome a escondidas.

-¡Para una vez que salgo, pienso volver a la hora que me dé la gana!- grito😡 , mientras cierro la puerta de la calle.

¿Qué me pasa, solo soy una adolescente?

Mi cuerpo cambia, mis emociones están empujándome y todo lo que veo no me gusta. Quiero estar lejos de mis padres, no les entiendo. Necesito estar sola y sentirme apoyada. TODA UNA INCOHERENCIA que me aparta de la tranquilidad.

Hoy voy al instituto y me apunto a teatro. Me rio en clase y el profesor me expulsa…¡Vaya mierda! Encima no me puedo ir, me quedo en la biblioteca…Mi mente es como estar en mi propia cárcel, va muy deprisa y no la puedo parar.

Es la semana cultural. Me apunto a un taller de yoga🧘🏻‍♀️ y descubro que me encanta.

Y así comienza mi primer contacto conmigo misma 🤗.

¿Qué ocurre en la adolescencia? Cuentos para adolescentes.

Te ofrezco un resumen rápido. Cuando damos el salto de la infancia al comienzo de la independencia se ponen en marcha ciertos programas de crecimiento.

A nivel físico. El cerebro empieza a crear nuevas conexiones entre el sistema límbico (emociones) y el neocórtex, el área prefrontal (razón) para gestionar los impulsos, medir las consecuencias de los actos, anticiparse a los resultados, planificar estrategias, etc…Las hormonas bañan el cerebro y en concreto las hormonas sexuales, estrógenos y testosterona para desarrollar el sistema reproductor.

A nivel emocional aparecen la rabia, el asco, la tristeza…emociones que van a ayudar a los adolescentes a diferenciarse de su familia y así salir al mundo para encontrar su lugar. Pero no quieren soltar su infancia y a veces lamentan la pérdida de la inocencia.

A nivel mental, en esta etapa tienen que descubrir su identidad. Aparece la responsabilidad, el esfuerzo, el respeto.. y tienen que encontrar su propia escala de valores que les ayudarán a elegir su camino. Necesitan modelos, adultos coherentes que, lo que dicen y lo que hacen, esté en sintonía con sus valores.

Tienen que encontrar la distancia adecuada entre sí mismos y los demás, encontrando un grupo en el que encajar, aceptando los cambios. Respetándose y respetando y empezando a asumir la responsabilidad de su vida. Unos cuantos años de montaña rusa. ¿Todavía crees que es fácil?

Si quieres saber más puedes ir a este artículo que está muy completo.

¿Quieres un cuento para ti que te ayude a comprender lo que te pasa?

Entra y escucha a Paulina.